Suecia cancela experimento financiado por Bill Gates

En medio de protestas activistas, Suecia ha tomado la decisión de cancelar un controvertido experimento financiado por Bill Gates.

Suecia ha decidido cancelar el experimento de tapar el sol, financiado por Bill Gates. El controvertido experimento consistía en utilizar la geoingeniería solar para enfriar de forma artificial el planeta. Todo esto, había sido financiado por el filántropo y multimillonario estadounidense Bill Gates.

La declaración fue realizada en el marco del SCoPEx o el Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica. Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard, tenía la intención de verter a la atmósfera, toneladas de polvo de carbonato de calcio y atenuar la radiación solar. Es importante mencionar que no era tóxico.

El objetivo principal de dicho experimento, era lograr contrarrestar los efectos del calentamiento global. Dicho polvo químico, sería llevado a una altura de 20 kilómetros a través de un globo científico.

La fecha pautada para llevarlo a cabo, era el mes de junio en la estación espacial Esrange. Se encuentra ubicado en el extremo norte de Suecia, específicamente en la ciudad de Kiruna.

Controversia por el experimento de Bill Gates

El proyecto ha generado tanta controversia, que la Corporación Espacial Sueca (SSC), comunicó que la prueba no sería realizada. Sus razones fueron que “la comunidad científica se encuentra dividida en el área de la geoingeniería”.

Después de dialogar con expertos, las opiniones fueron divididas. Finalmente, la SSC decidió no realizar dicho experimento planificado para este verano.

Por otro lado, el Consejo Saami, también firmo una carta conjunta para defender el derecho a la “investigación y desarrollo de la tecnología de la inyección de los aerosoles estratosféricos”. Y también explicaron que no deben avanzarse, si no hay un consenso global pleno, sobre la aceptabilidad del mismo.

Todo este rechazo provocó que la decisión de Suecia sea irreversible. No están dispuestos a continuar hasta no contar con la aceptación de los científicos.

Deja un comentario