Cómo comprar el macetero ideal para tu casa

Descubre la importancia de elegir el macetero adecuado para que tus plantas estén felices. Lee esta guía para saber cuál es el mejor para cada ocasión

Un error común es pensar que un macetero es simplemente un recipiente donde colocar la planta, pero es mucho más. Debemos tener en cuenta varios aspectos fundamentales antes de comprar una maceta o jardinera, como el espacio del que disponemos, qué estética decorativa preferimos y, sobretodo, para qué tipo de planta va destinada.

Así que lee atentamente nuestras recomendaciones y cuenta, si es necesario, con el asesoramiento de empresas especializadas como la tienda decoandlemon.com que podrán ayudarte a escoger el macetero perfecto.

 

Primera cuestión: ¿Planta de interior o exterior?

Sabemos que hay plantas que son de exterior y otras de interior, se diferencian porque cada clase requiere de unas condiciones meteorológicas específicas, por ejemplo, las hay que necesitan mucho sol, algunas apenas y otras indirectamente. 

Lo mismo sucede con los maceteros, los de exterior están fabricados para su fin con ciertas características, al igual que los de interior. Así que tengamos en cuenta los siguientes aspectos:

 

Macetero de exterior 

  • Permite evacuar correctamente el agua
  • Transpira y evapora bien el agua 
  • Dureza ante bajas temperaturas (heladas)
  • Resistente a los rayos UVA del sol
  • Fácil de transportar o que permita un acople con ruedas
  • Puede ser de material pesado (hormigón, barro)

 

Macetero de interior 

  • Cualquier material es apto
  • Cerámica, cristal o metal son válidos e ideales
  • No exige resistencia a los cambios meteorológicos 
  • Materiales ligeros para estanterías 

 

Tipos de materiales para maceteros

Además de los jarrones de cristal o macetas de metal, estos son los diferentes materiales de maceteros que podemos encontrar y sus características:

  • Macetas de plástico: son las más económicas. Retienen mejor el agua y mantienen el sustrato húmedo, son ideales para plantas que necesitan mayor humedad.
  • Macetero de barro: su porosidad elimina rápidamente el agua, por lo que son adecuados para plantas de clima seco y temperaturas agradables. Se recomiendan para uso interior debido a la poca resistencia a las heladas.
  • Macetas de barro barnizado: presentan las mismas características salvo que tiene menos porosidad.
  • Jardineras de madera: deben ser de gran dureza y baja porosidad para evitar que se pudran. Este tipo mantiene muy bien la temperatura interior de la tierra.

Macetero de madera

  • Macetero de hormigón: requiere de agujeros que permitan el drenaje. Tienen un peso y dimensiones considerables y por eso se suelen utilizar en exteriores. 

 

El tamaño del macetero debe ser adecuado

El tamaño que podrá alcanzar nuestra planta es un aspecto importante que debemos conocer, eso hará que escojamos la profundidad y el diámetro correctos del macetero que además fomentará el buen desarrollo de la planta:

  • 30 cm diámetro: cuando la planta pueda alcanzar alrededor de 50 cm de altura.
  • 50 cm diámetro: para plantas de hasta 1 metro de alto.
  • 60 cm de diámetro: cuando  pueden llegar a medir 2 m de altura.

 

Macetas específicas

Por último, también conviene saber que existen plantas que sus raíces o su crecimiento, necesitan condiciones especiales y por lo tanto, requieren macetas específicas, como las siguientes plantas:

  • Orquídeas: la gran mayoría de tipos de orquídeas demandan luz directa en sus raíces para su crecimiento y floración, las macetas transparentes son idóneas.
  • Bonsáis o cactus pequeños: necesitan poca profundidad para sus raíces radiculares, así que las macetas tipo bandeja son perfectas.
  • Plantas crasas: para crear sus raíces el espacio debe ser ajustado y no necesitan humedad, las macetas de pequeño diámetro son adecuadas, y si son de barro mejor.

Deja un comentario