Qué es y Para qué sirve el clinchado de chapas

En la actualidad, existe una gran variedad de métodos para unir chapas o soldar piezas laminares metálicas, no solamente usando la clásica soldadura con máquina que resulta tan costosa.

Si te interesa el tema, puede que alguna vez hayas escuchado hablar del clinchado o la soldadura en frío, un proceso sumamente sencillo mediante el cual se pueden unir dos o más piezas de metal sin la necesidad de utilizar costosos y pesados equipamientos.

En este post vamos a contarte qué es el clinchado de chapas, para qué sirve exactamente, cuáles son sus beneficios, usos y demás. Así que, si te interesa este tema, te recomendamos que te quedes hasta el final.

¿Qué es el clinchado de chapas?

El clinchado de chapas es un proceso simple mediante el cual se pueden unir dos o más piezas metálicas, llamadas chapas, sin la necesidad de soldaduras eléctricas o de claro, sino que se emplea lo que se conoce como soldadura en frío.

La soldadura en frío empleada durante el clinchado de chapas consiste en colocar las piezas metálicas entre un punzón y una matriz. El pisador mantiene estas piezas unidas cuando el punzón desciende, penetrando el material hasta un tope mecánico; cuando las chapas están en contacto con la matriz, el punzón ejerce una presión tal que permite que se unan. Este método, en palabras simples, realiza una deformación local con un anclaje mecánica.

¿Para qué sirve la soldadura en frío?

El proceso de clinchado de chapas es utilizado para la unión de piezas de un grosor de entre 0,5 y 3 milímetros hasta 6 milímetros como máximo (cabe destacar que estas piezas deben de tener una ductilidad tal que evite que se rompan durante el proceso).

Con este proceso suelen unirse piezas de bajo carbono, aceros revestidos, aceros inoxidables y materiales ligeros (aleaciones dúctiles de aluminio).

Aplicaciones del clinchado de chapas

Principalmente, el clinchado de chapas suele emplearse en la industria automotriz, electrónica, de electrodomésticos y dispositivos tecnológicos, las cuales, por lo general, utilizan otro tipo de métodos, como es la clásica soldadura por calor.

Con mayor precisión, se suele emplear en marcos de puertas y ventanas, elementos de tejado, canales, bandejas, estufas, calderas, colectores solares, acondicionadores, asientos, espejos, microondas, etc.

Ventajas de utilizar soldadura en frío

El clinchado de chapas cuenta con una enorme cantidad de ventajas por encima de otros métodos de soldadura, como lo son:

  • Precio mucho más económico
  • Control de la calidad de la unión soldada
  • No necesita tratamiento previo
  • Usa muy poca energía
  • Eco friendly
  • Vida útil de los materiales sumamente extensa
  • Buena productividad en serie
  • Elevada resistencia mecánica
  • Fácil transporte y desmontabilidad
  • Altos niveles de seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.