Biomecanics Opiniones: Los 10 elementos clave del calzado para la etapa de maduración de la marcha

Biomecanics es una marca de Grupo Garvalín que surgió en el año 1996. En la actualidad es la única marca de calzado infantil que dedica tiempo y recursos al estudio y desarrollo de sus productos colaborando con el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), para lograr un calzado adecuado a las necesidades de crecimiento de los pies de los niños.

Gracias a esta colaboración, es posible contar con un calzado que es respetuoso con el desarrollo de los pies de los pequeños.

De hecho, su tecnología biomecánica y la alta calidad, entre otros factores, han servido para que cuente con el aval de la Asociación Española de Enfermería Pediátrica y que se convierta en líder del sector del calzado infantil.

Para conseguir este hito, desde Biomecanics han desarrollado un calzado infantil, teniendo en cuenta todas las necesidades del niño en cada etapa del crecimiento del pie.

Una de las más complejas es la etapa de maduración de la marcha, en concreto, la marca ha sabido identificar hasta 10 elementos clave, que deben tenerse en cuenta para conseguir el calzado adecuado en esta etapa.

1 – Biomecanics: Opiniones sobre la horma evolutiva

Posiblemente el elemento más importante de este calzado es la horma evolutiva de su línea Bioevolution, que se recomienda para esta etapa de crecimiento.

El crecimiento del pie durante estos años es rápido, pero no es constante. Además, cada talla requiere una horma. Por tanto, sobre el crecimiento irregular del pie debe tenerse en consideración la evolución que va a experimentar, con un calzado apropiado a estos cambios.

Desde sus opiniones Biomecanics explica que para el desarrollo de esta horma se valora no solo que el pie crece a lo largo, sino también a lo ancho. Así el niño puede contar siempre con un calzado que se ajuste a sus necesidades.

2 – Zona de frenado

Este calzado cuenta en la zona trasera de la suela con un acabado que facilita el frenado, para reducir la posibilidad de caídas cuando el pequeño acelera demasiado. Aún está aprendiendo sus capacidades (que cada vez le otorgarán mayor impulso), por lo que hay que tener la mayor previsión posible.

3 – Máxima flexibilidad

La flexibilidad siempre es un elemento importante en la fabricación de calzado infantil y en la etapa de la maduración de la marcha sigue siéndolo.

4 – Opiniones de Biomecanics sobre la puntera reforzada

Conforme el niño crece, la protección que debemos aportar a su pie es distinta. Por ejemplo, en la etapa de maduración de la marcha, el calzado es conveniente que tenga un refuerzo ligeramente rígido en la puntera para proteger sus dedos.

5 – La importancia de los materiales naturales

En muchos casos no se le da importancia a los materiales con que se fabrican los zapatos para niños (ni tampoco para adultos). Sin embargo, desde la marca recuerdan el papel que tienen en el cuidado de los pies de los pequeños.

Con materiales naturales no solo se protege mejor los pies de los niños, sino que además se evita que tengan un contacto directo con materiales que pueden representar un riesgo, como el cromo y el níquel.

biomecanics-calzado-adecuado-necesidades

6 – La plantilla debe ser extraíble

Una plantilla antibacterias permitirá mantener lo mejor posible la higiene del calzado del pequeño, pero además si es extraíble, podremos airearla con mayor facilidad y conseguir que esté siempre en perfecto estado para ser utilizada.

Incluso sin hacer deporte, los niños están constantemente en actividad. Esto hace que los pies suden y que el interior de las zapatillas deba ser correctamente tratado, para evitar infecciones.

7 – Priorizar el confort interior del pie

Un forro microperforado representa la mejor elección para el interior de este tipo de calzado para niños.

Por un lado garantiza al pequeño más comodidad mientras lo lleva puesto y, por otro lado, también le ofrece máxima transpirabilidad, para evitar infecciones por humedad.

8 – Biomecanics y sus opiniones sobre el interior del zapato infantil

Para poder ofrecer un calzado con el que el niño se sienta cómodo constantemente, el interior debe tener costuras aplanadas.

Los bordes y las costuras en el interior no solo son molestas, sino que pueden llegar a provocar rozaduras en el pie del pequeño.

Biomecanics recuerda en sus opiniones que lo más importante de todo es que el pie del niño y sus dedos puedan crecer libremente, sin que sientan la más mínima presión, mucho menos con elementos que le puedan provocar heridas.

Según sus estudios, 1 de cada 3 niños presenta deformidades en sus pies, precisamente por llevar un calzado inadecuado.

9 – Un calzado fácil de poner y quitar

El calzado infantil de Biomecanics en la etapa de maduración de la marcha ofrece al niño mayor facilidad para quitarse y ponerse sus zapatillas.

Para ello aprovecha un resistente tirador trasero, al que el pequeño se habitúa de forma muy rápida y adquiere cada vez mayor autonomía.

10 – Un cierre de velcro para un ajuste personalizado

Junto con el tirador trasero, lo que más autonomía le va a dar al niño es el cierre de velcro. Además de ponerse y quitarse el pie cuando quiera, va a poder ajustar el cierre sin necesidad de pedir ayuda, para llevar el calzado como más cómodo se sienta con

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.