Bolsas compostables: qué son, de qué están hechas ¡y más!

¿Crees que las bolsas biodegradables y las compostables son iguales? Infórmate bien en este artículo donde resolverás todas tus dudas.

Desde que salió la normativa del 1 de julio de 2018: está prohibida la entrega gratuita de bolsas de plástico. Este movimiento ha hecho que las industrias busquen otras alternativas al plástico, como lo son las bolsas compostables.

El desarrollo de nuevos materiales reciclables o biodegradables contribuye al bienestar del ecosistema apartando a un lado la fabricación masiva de plástico tradicional de origen petrolífero. En este artículo vamos a conocer todo sobre estas alternativas.

¿Qué son las bolsas compostables?

Por la cuenta que nos trae, estamos tomando conciencia de lo importante que es la reducción de plástico para la salud de un nuevo planeta. Por eso, hoy vemos diferentes tipos de bolsas en los comercios: de papel, tela, biodegradables, compostables… 

Cada vez más, nos estamos familiarizando con las nuevas bolsas, pero no nos han enseñado cuáles son las bolsas biodegradables y cuáles las compostables, ¿qué diferencia hay entre ellas? ¿Cuál es su composición? Veamos en qué se diferencian:

Bolsas compostables 

Están fabricadas con materiales que pueden convertirse en abono orgánico (compost). De este modo, tras su utilización, podemos reciclar su uso mediante un proceso controlado por el ser humano para poder producir compost industrial o doméstico.

Bolsas biodegradables 

En este caso, están hechas de materiales que se degradan de forma natural en contacto con elementos naturales como: el sol, la lluvia, el aire… a diferencia de las bolsas compostables que necesitan de la intervención humana. 

Pueden estar fabricadas de: madera, papel, algodón, almidón de patata, etc. Algunos materiales biodegradables son también compostables, pero no tienen porqué serlo. 

De hecho: Un producto biodegradable no es necesariamente compostable, pero un producto compostable es obligatoriamente degradable

¿De qué están hechas las bolsas compostables?

Como ya sabemos, estamos hablando de bolsas orgánicas que respetan el medioambiente, por lo que nos hace pensar que están fabricadas con materiales y elementos naturales. 

Principalmente, las bolsas compostables se componen de recursos renovables de origen vegetal, también conocidos como polímeros naturales, que son los siguientes:

Bolsas compostables

 

  • Almidón de maíz. El maíz pasa por un proceso industrial en el cual se extrae el almidón que contiene, obteniendo así el ácido poliláctico (PLA) para usarlo como base para la elaboración de materiales plásticos de origen vegetal.

 

  • Fécula de patata. Contiene cantidades altas de ácido poliláctico. Es el mismo elemento que el almidón de maíz, que sirve como materia prima para la fabricación de las bolsas sin tener que utilizar subproductos del petróleo, convirtiéndose en bioplástico.

 

¿Dónde reciclar las bolsas compostables?

Lo primero a tener en cuenta es ¿cómo sé que es una bolsa compostable? Debemos fijarnos en los sellos oficiales:

  • OK compost INDUSTRIAL. Van destinadas a compostaje industrial.
  • OK compost HOME. Su finalidad es el abono orgánico doméstico. 

No se desechan en el contenedor amarillo. Aunque las bolsas compostables o biodegradables se parezcan mucho al plástico, no lo son. Debemos tirarlas al contenedor orgánico (marrón) y en su defecto, el general (verde o gris) para así reciclarlas.

Ahora que ya sabemos todo sobre las bolsas compostables, está en nuestras manos colaborar con nuestro planeta azul poniendo un granito de arena. El hecho de que estas bolsas sean orgánicas y degradables no nos da derecho a tirarlas por el suelo en cualquier lugar o al mar, ya que requiere de un tratamiento específico para su reciclaje.

 

Deja un comentario